Dile adiós a la Web que amas (o por qué implementar DRM en HTML5 equivale a eso)

La Web que amas es una red que une a cientos de millones de personas de todo el mundo en tiempo real, sin importar las diferencias de cultura, religión, raza, edad ni desde luego la distancia. ¿Cómo es posible que en sólo unos años se haya creado una red que une prácticamente a cada habitante de la Tierra saltándose las barreras de la lengua, la religión, las diferencias culturales y de todo tipo que existían hace solo unas décadas?

http://www.junipergallery.com/

La respuesta es sencilla y tiene un bonito nombre: hipertexto [1]. El hipertexto es el sistema que permite que las páginas se enlacen unas con otras, integrando todo tipo de contenidos digitales (fotos, audio, vídeo, hojas de cálculo, etc.) con independencia de cual sea tu ordenador, tu sistema operativo o tu navegador. Además del hipertexto es preciso que los protocolos que gobiernan Internet (el sistema que permite que los ordenadores hablen entre sí) no discrimine a los usuarios por razones económicas, culturales, etc. Hasta el momento la cosa ha ido bien en este sentido.

Si  uno lo piensa bien parece casi milagroso (un milagro de la ingeniería de software) que mientras tus programas quedan frecuentemente inútiles u obsoletos al pasar de una plataforma a otra (mac, windows, Linux), de un sistema a otro, o incluso entre distintas versiones del mismo sistema, los contenidos de la Web funcionan en decenas de miles de combinaciones de ordenador, sistema operativo y navegador por todo el mundo. El hipertexto que ha hecho posible esta especie de milagro se llama HTML.[2]

Naturalmente el HTML ha ido evolucionando, y con cada nueva versión se han introducido mejoras, siempre basadas en el principio de que la Web debe permitir una comunicación universal, no limitada por los intereses de las empresas, los gobiernos, los grupos de presión o los delincuentes y terroristas de cualquier laya. En la actualidad usamos la cuarta versión de HTML, pero se está estudiando una quinta, que se llamará naturalmente HTML5.

¿Quién decide cómo tiene que ser el HTML, qué necesita y qué le sobra? Por fortuna eso lo hace un grupo de expertos comprometidos con su misión, no un gobierno ni un grupo de representantes de la industria de las telecos o de los “contenidos”. Esta comisión es el WWW Consortium y está presidido por Tim Berners-Lee, el “inventor” de la Web. HTML5 incorporará importantes actualizaciones que harán posible nuevas formas de integración de contenidos, una mejor adaptación a los dispositivos móviles, etc. Todo estaría muy bien si las reformas del HTML fueran una mera cuestión técnica como fundamentalmente han venido siendo hasta ahora, pero aquí es donde debemos hablar de un tipo completamente distinto de propuestas que pueden cambiar completamente la red tal y como la conocemos: se le conoce por sus siglas, DRM.

Image

El 5 de febrero de este año tres grandes empresas del sector (Microsoft, Google y Netflix) propusieron ante el grupo de trabajo que se encarga de estudiar las mejoras del HTML (el HTML Working Group) algo inusitado: incorporar al propio lenguaje de hipertexto un sistema de restricción de acceso a ciertos contenidos portegidos con copyright (lo que genéricamente se designa con las siglas DRM de Digital Right Management).[3] Dicho de otra dforma, lo que pretende la propuesta es hacer que en el propio lenguaje de Internet, en su ADN, por así decirlo, se inocule un sistema que impida el acceso a ciertos contenidos de las empresas si el usuario no ha pagado por ello.

Parémonos un momento a considerar el asunto: no se trata de que las empresas quieran defender sus legítimos derechos: eso se hace mediante las leyes, los tribunales, etc. No se trata de ampliar o mejorar el acceso a los contenidos (todo lo contrario, el acceso se restringe hasta poder hacerlo imposible). No se trata de incorporar una inovación tecnológica que permita acceder a nuevos tipos de contenido. No es un simple sistema de encriptación de datos o una forma de ofrecer pago por servicios (todo eso ya existe y se puede desarrollar de muchas otras maneras). No, no es nada de eso.

La propuesta de introducir el DRM en HTML5 supone que el propio lenguaje de la Web, la base de su existencia, incorporará en su diseño mismo un sistema que impida a los usuarios el acceso a ciertos contenidos a los que la industria (los gobiernos, distintas asociaciones) solo dará acceso a cambio de exigir de los usuarios un nuevo peaje (algo parecido a la televisión por cable)

¿Alguna vez te has sentido irritado por tener que ver los anuncios de un DVD? Eso es el DRM. ¿Alguna vez te has preguntado por qué no puedes saltarte una parte de una película? Eso es el DRM. ¿No te parece inaceptable que no puedas ver el DVD que te compraste en Brasil en cualquier otro continente? El DRM es lo que lo permite. ¿No entiendes por qué si te compraste un libro en Amazón, o una canción en el AppleStore no puedes leer el uno o escuchar el otro en un dispositivo que no esté fabricado por (o bendecido por) quien te vendió el libro o la canción? Pues eso es el DRM.

Image

Conscientes de que la propuesta levantaría ampollas en todo el mundo, quienes la presentaron se cuidaron bien de disfrazarla de otra cosa, y en el tercer párrafo de la propuesta afirman (excusatio non petita) que la especificación “no define una protección de contenidos o un sistema de DRM. Pero aunque técnicamente la propuesta no es en sí una propuesta de DRM, contiene todo lo necesario para que el DRM se implante en el lenguaje de la Web.

El sistema de protección de copyright que presenta esta propuesta es justo lo contrario de la Web que conocemos hoy. La Web es el sitio de libertad que todos amamos porque no la inventaron ni la desarrollaron las multinacionales de la música, el cine o los “contenidos culturales”, ni las empresas de software o hardware. La web la inventaron y la desarrollaron unos científicos e ingenieros de software comprometidos con la promoción de la ciencia y la cultura en el mundo, no con la expansión de sus industrias y sus acciones a costa de los usuarios.

Todo esto puede dejar de ser así si permitimos que se incorporen los DRM al HTML5

Kiss your web byebye

Introducir el DRM en HTML5 hará que la experiencia de navegar por la red se parezca mucho más a visitar unos grandes almacenes, un centro comercial o un ministerio que lo que entendemos hoy por navegar en Internet.

QUÉ PODEMOS HACER

Lo primero que debemos hacer, claro está, es ser conscientes del problema y la situación, y extender esta vigilancia y nuestra más firme protesta en cualquier ámbito donde se nos pueda escuchar.

Para expresar de una forma clara e inequívoca nuestro rechazo podemos apoyar la campaña que está llevando a cabo en todo el mundo la Electronic Frontier Foundation We don’t want the Hollyweb. Firmando a favor de esta campaña estás dando lo que puede ser un paso importantísimo en la defensa de tus derechos y libertades y, en realidad, de los derechos Humanos en todo el mundo.

Pero este es sólo el primer paso. Este asunto es tan grave, y los riesgos tan evidentes, que es preciso llevar a cabo campañas de concienciación a todos los niveles. Tienes alguna idea para realizar esta campaña? Somos todo oídos!

NOTAS

[1] Parece mentira pero en la Wikipedia no existe un artículo en español para “hipertexto”. Glups! Remitimos al artículo en inglés, más completo por ahora que el artículo en español.

[2] Como esto no es una clase sobre lenguajes de marcas no nos extenderemos en hablar del “otro” lenguaje (XML) ni de las variaciones de ambos.

[3] La descripción técnica de la propuesta está accesible aquí. Hay una excelente presentación de los problemas técnicos más graves en el blog de ManuSporny que es miembro del HTML Working Group.

//

//

About these ads

21 comentarios

Archivado bajo bitTorrent, derechos de los usuarios de Internet, educación, education, free software, Internet, literatura, música, P2P, piracy, piratería, Propiedad intelectual, Stallman, torrentes

21 Respuestas a “Dile adiós a la Web que amas (o por qué implementar DRM en HTML5 equivale a eso)

  1. bilbo

    ¿eres idiota o te lo haces? Ya estamos con el mariquita que lo quiere todo gratis y su filosofía de “cuanto vale mi dinero y que poco vale el de los demás”

    • Hola Bilbo. Por fin has encontrado un sitio donde desarrollar tu teoría de que la orientación sexual de las personas influye en su concepción de la propiedad privada. Si quieres elaborarla un poco intenta no ser grosero ni homófobo porque este blog lo lee todo tipo de gente, en general bastante más respetuosa con los demás. Un saludo

    • Claro que queremos nuestros derechos y nuestras libertades GRATIS, porque NO SE VENDEN. ¿Tienes capacidad mental para entender eso?

  2. Muy interesante el artículo. Sólo una puntualización, We don’t want the Hollyweb es una campaña dentro de Defective By Design, de la Free Software Foundation.

  3. Anto

    Siento no estar de acuerdo contigo.
    Que HTML5 incluya la posibilidad de implementar DRMs no quiere decir que la red vaya a dejar de ser libre, sino que, simplemente, algunas empresas desarrollarán sus DRMs en ese lenguaje. Lo que quiere el WWWC es abrirse a ese mercado y evitar la división de internet, porque saben bien que si una empresa quiere desarrollar DRMs, lo va a hacer de todos modos, aunque HTML no se lo permita.

    Personalmente, estoy a favor de la libertad en la red, y completamente en contra de la filosofía Copyright, pero creo que esa batalla hay que librarla desde un ángulo diferente. Proteger tu trabajo mediante licencias CC, utilizar SW libre y soportar sus proyectos (en la medida de tus posibilidades), y no comprar productos que consideremos que siguen una política abusiva. Esas son las batallas que hay que librar, más que luchar por evitar que se le den nuevas posibilidades a los lenguajes.

    • Juan Manuel Dato

      ¿Y qué pasará cuando Microsoft prohiba salir a Internet desde el tor con su siguiente versión de Windows? El DRM puede ser el puente que abra la conexión entre el ordenador y el router – todo depende de cómo lo diseñen ¿Realmente crees que todos los usuarios migrarían a Linux? Esto es mucho más grave aún de lo que parece – podría afectar hasta al código penal…

    • Muchas gracias por tu comentario, Anto.
      Nosotros no nos oponemos a que las empresas se dirijan a sus clientes como les parezca oportuno. Si algunas quieren usar DRMs, allá ellos: la competencia que venda el mismo producto sin DRMs se llevará la mayor parte de los clientes porque esto mismo, la falta de DRMs, hace al producto mejor para el usuario (creo que no hay cuestión sobre esto!)
      EL problema es que se intente incorporar el DRM al HTML: esto supone que la red, a partir de su propio diseño, deja de ser el sitio igualitario y libre que conocemos para convertirse en un sitio “libre” si lo quieres llamar así, en el mismo sentido en que un supermercado es “libre” o el CanalPlus es libre. Vamos, que no es esa libertad la que a nosotros nos lleva a mantener este blog.

    • kira37

      no hablaras en serio, en serio crees que las multinacionales tienen un freno? si pueden ganar mas dinero lo haran si pueden obligar a los usuarios por pagar incluso por solo intentar ver parte de sus contenidos, lo jaran sin dudarlo, no dudo que seas una persona amable y respetable, pero pecas de ingenua, si no me crees por que no miras los periodicos y ves cuanta gente ha sido asesinada por unos cuantos pesos, ahora si las ganancias sean en miles te imaginas cuantas personas dejaran a un lado sus escrupulos? las leyes en todo el mundo se crean para proteger a la ciudadania, dime cuantos paises estan satisfechos con sus sistemas?

  4. Juan Manuel Dato

    ¿Quieren destruir Internet? Porque eso es lo que significa realmente. Si Internet fuera un medio controlado, como un periódico, entonces las leyes de protección de datos se trasladarían en esa dirección: la responsabilidad del webmaster de que los comentarios se rijan en aras a la ley. Estamos hablando de la eliminación de Internet. En su momento se desechó POR ESO, no por otra cosa.

    Por otro lado, el DRM no es un código que se incorpora, sino algo que debe quedarse en el propio formato de trama. Si los usuarios nos negamos simple y llanamente los muy idiotas habrán pagado por una patente que nadie usará. Sólo hace falta servidores de los de siempre y navegadores de los de siempre y quitarle toda la autoridad al consorcio del WWW, que, dicho sea de paso, NO respeta a los autores originarios de la filosofía cliente-servidor que fue el artífice de la versión 4.

  5. Arrobad@

    Perdón por el atrevimiento, no estoy en el candelabro o ajo de la informaticación, pero disiento: esa sublimación de la Red que nos enreda (sin ir más lejos, a mí ahora mismo en este cubículo sin mar y sin…). En fin, ¿para cuándo una Escuela de piratería de carne y hueso, y ron. A algunos nos vendría bien, a pesar del disentimiento, un poco de aprendizaje.

  6. manu

    puertas al campo ………. como siempre en software propietario; no me dán pena los ‘usuarios’ de Microsoft

  7. Berro

    Será la muerte de Windows y el renacer de Linux

  8. Buenas, soy programador desde hace seis años, cuatro de los cuales lo he dedicado a ganarme la vida creando webs. HTML no es un lenguaje de programación, basicamente es texto y nunca jamás podrá dejar de ser texto sin la capacidad de restringir el contenido por derechos de autor. Esa capacidad la tiene el lenguaje de programación como PHP, Java, ASP.. pero pedirle a la W3C les facilite un sistema anticopia por HTML es como decirle a una emisora de radio que la música que emitan solo pueda ser oida por gente que tenga el pelo rubio, algo imposible de hacer.

  9. Carlos

    Al contrario de lo que se afirma en la nota 1, Wikipedia sí tiene un artículo sobre hipertexto: http://es.wikipedia.org/wiki/Hipertexto . Dicho artículo sería mejor si más gente participara en la Wikipedia, que es de todos y para todos, en vez de simplemente criticarla. Muchas gracias.

  10. Que pasaría sii en nuestra lengua natural los académicos decidieran hacer una ‘nueva versión’ en la que desapareciera la forma reflexiva de los verbos, por ejemplo? No lo vemos como posible, pero una introducción de una gramática así cambiaría la forma de pensar de la gente. Y de ahí a … sigue tu mismo.

    • Sunjo

      Me recuerda a 1984 de George Orwel.

      Hombre, supongo que del dicho al hecho hay un trecho. No han sido pocos los intentos del sistema para cargarse Internet y de momento aquí estamos.

      Por ser positivo vamos…porque como lo lleven a cabo…otra vez hay que empezar de nuevo..;).

  11. Pingback: Dile adiós a la Web que amas (o por qué implementar DRM en HTML5 equivale a eso)

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s